Mónica Pérez

Coach nutricional 

Ayudo a mujeres a eliminar la ansiedad por comer, a través de una alimentación saludable que disfruten.

sobre mi

Un poco de Mi Historia...

Cómo pasé de hacer dietas, restringirme y vivir con ansiedad... a  verme como quiero y tener resultados duraderos

Toda mi vida quise ser delgada. Tenía rollitos y acumulaba grasa en la cintura y la cadera. Siempre soñé con poderme poner la ropa que quería sin sentirme incómoda.

Pero no fue hasta que subí más de 10 kilos, que no me gustara lo que veía en el espejo y que mi ropa no me quedara, para realmente preocuparme por perder peso.

Empecé a hacer ejercicio y a mejorar mis hábitos, pero cometí muchos errores en el camino. Probé diferentes soluciones que me recomendaban o que escuchaba que le habían funcionado a otras personas:

  • Me hice masajes para perder grasa en la cintura. No solo perdí dinero sino tiempo
  • Reemplazaba las cenas con jugos verdes. No perdí ni un gramo y me la pasaba con hambre.  
  • Hice una dieta horrible en la que tenía que comer muy poco y me tenía que matar haciendo cardio. Perdí peso pero al costo de vivir con ansiedad, tener miedo a comer y perder mi salud.
  • Compraba todos los productos bajos en calorías del supermercado. Me obsesioné con las calorías.
  • Cambié el arroz por la coliflor, la pasta por el calabacín y el pan por las claras. Tenía tanta ansiedad que me daba atracones todos los fines de semana y no  podía parar de comer.

Esto pasó porque me enfoqué en perder peso como fuera, pero nunca me preocupé por entender cómo funcionaba mi cuerpo, cómo le afectaba mi alimentación y que él me estaba diciendo que algo le estaba faltando.

Todo cambió cuando entendí que la solución no es comer menos, sino mejor. Y que no son las soluciones rápidas las que te dan los resultados duraderos. 

Tener la información correcta es clave y con esta te puedes ahorrar mucho tiempo y frustraciones.

  • Entender que para perder peso no necesitas pasar hambre, sino darle a tu cuerpo los nutrientes necesarios, en las cantidades adecuadas para ti.
  • Comprender que la ansiedad es una manera de tu cuerpo de decirte que tu alimentación está mal y que se elimina al mejorar tu alimentación.
  • Aprender cómo elegir mejores alimentos y que no tiene que ver con el número de calorías.
  • Utilizar el ejercicio como una herramienta con la que le enseñas a tu cuerpo a utilizar mejor la energía que le das y no como un castigo por comer mal.
  • Comprender que una dieta no es la clave para tener resultados duraderos y mucho menos cuando pierdes peso muy rápido. Que al contrario de lo que crees, estás haciéndole daño a tu cuerpo y a tu metabolismo. 
  • Comprender que la clave para verte como quieres está en la constancia y por ello construir un estilo de vida saludable es lo que te ayudará en el largo plazo.

Tú también tienes el poder de cambiar tu realidad.

Hoy quiero compartir contigo todo lo que he aprendido y guiarte por el camino correcto para que disfrutes de una alimentación saludable, sin restricciones y logres vivir sin ansiedad.

¿Estás lista para tomar acción?

Logra una alimentación que disfrutes y dile adiós a la ansiedad